Obligado por mis amigos

Story Categories:

Story Tags:

Views: 1,212 | Likes: +4

Historia basada en experiencias reales.

Esta vez les cuento la historia de un grupo de 3 chicos, esto pasó por agosto y yo supuse que los chicos hicieron lo que hicieron por algún trámite de su escuela o algun reto entre ellos.

Comenzando con la historia, yo estaba en uno de esos días flojos, era período vacacional, y quienes practican este oficio saben que los veranos suelen ser temporadas un poco más flojas, aunque con este auge de cortes modernos uno puede subsistir y pagar los alquileres sin ningún problema, como de costumbre en estos días yo estaba sentado en la silla de mi local viendo un partido de fútbol, me tomó desprevenido una conversación que cada vez se hacía más fuerte:

_ ¡Vamos! ¡Todos dijimos que los 3! _. Exclamaba la voz de un chico mientras 3 jóvenes entraban al local.

_ Yo creo que voy a pasar _. Dijo tímidamente uno de los tres.

En ese momento me puse de pie, y algo encandilado los saludé.

_ ¿Hay espacio para los 3? _. Preguntó un chico.

Aquí fue cuando pude ver a los 3 chicos, nada fuera de lo normal, 3 varones unos 17 años aproximado, el que me preguntó por la agenda tenía el cabello corto, un típico fade con raya al costado y peinado de costado, otro de ellos tenía un look similar solo que su cabello era más revoltoso y el tercero tenía una melena que destacaba a un lado de sus dos compañeros, cabello súper grueso y estilo algo coreano, parecía un corte tazon pero tenía algo de textura y le llegaba a la punta de la nariz, apenas y se notaban sus ojos.

_ Claro que si, ¿Corte para los 3? _. Les pregunté mientras sacudia la manta.

_ SI _. Me exclamaron los chicos de cabello corto muy animados.

_ Yo… no _. Dijo el de melena temiendo la reprimenda de los otros 2.

_ No empieces, ya veremos eso _. Le dijo el mismo chico que me preguntó por la agenda.

_ ¿Quien primero? _. Pregunté listo para tener el primer cliente del día en la silla.

_ Yo, para ponerles la muestra _. Dijo el chico que me saludó primero.

Subió a la silla, e hice el procedimiento cotidiano de lo que debería hacer, ajustar un trozo de papel en su cuello y colocar la capa, un par de bombeos a la silla para elevar al chico y listo para cortar.

_ Primero que nada, ¿Cómo te llamas? y ¿Cómo te corto? _. Le pregunté mientras acomodaba broches y limpiaba un poco mi máquina.

_ Me llamo Alex, el otro se llama Eddy y el greñudote es Guio _. Dijo con una picardía en la mirada.

_ Chicos tomen asiento, que esto puede tardar _. Le dije a Eddy y a Guio.

En la mirada de Guio se notaba que estaba algo consternado, nervioso y asustado, se notaba que no quería estar aquí.

_ Va a ser un corte bajito, sin patillas y con la nuca afeitada _. Me dijo Alex.

_ ¿Algo como lo que tienes? _. Pregunté.

_ No, arriba tiene que ser muy corto, debemos cortarlo igual para unas fotos y los requisitos son algo estrictos _. Me dijo Alex.

_ Ah ya veo ¿Qué tal un corte militar? y para que se vea fresco podría ser un fade en lugar de solo la 0 _. Le dije al chico.

_ Escucha Guio, que vas de mi _. Dijo Alex con una ligera risa mientras me decía que si con la cabeza.

Guio solo rió nerviosamente, yo me emocioné un poco por proximamente tener esa melena en esta silla.

Yo comencé con el corte, tomé la máquina con la peineta del 3 y corté parejo por toda la cabeza del chico, el cabello que cortaba era mínimo, en los costados apenas y caía algo de cabello, de arriba solo corté unos 3 centimetros como mucho en las zonas más largas, parecía que este chico ya había ido a cortarse el cabello ese mismo mes. Una vez pasé todo el 3, comencé a hacer el desvanecido en los costados, quite el protector y marqué una línea justo arriba de su oreja.

_ ¿Así de alto? _. Pregunté al chico.

_ Perfecto _. Me dijo luego de un rápido análisis.

Continúe con el corte como de costumbre, 0, luego 0.5, luego 1 y finalmente 1.5 para conectar lo de arriba con los costados, tardé unos 30 minutos en finalizar el corte.

_ Listo _. Le dije mientras le mostraba como quedó el corte por detrás con ayuda del espejo.

_ Quedó increíble _. Me dijo asintiendo.

_ ¡El siguiente! _. Dije, esperando con ansias que fuera Guio.

_ Te toca _. Le dijeron los dos chicos esperando que Guio se pusiera de pie por si solo.

_ Yo les dije que yo no _. Dijo Guio haciendo una especie de puchero.

_  No, te toca y cállate _ Le dijo Eddy algo molesto.

_ Es a la fuerza bro, no tienes opción _. Dijo Alex sujetando del brazo a Guio.

_ Rápido _. Exclamó Eddy sujetándole del otro brazo.

_ Ay _. Exclamó Guio, con algo de lágrimas en los ojos.

Los chicos arrastraron a Guio hasta la silla y lo sentaron muy a la fuerza, yo coloqué el pedazo de papel en su cuello y luego de sacudir un poco la manta la pasé por sus hombros y la ajusté, se veía tan indefenso y asustado, que solo me producía más ganas de cortarle esa frondosa melena.

_ ¿Cómo te corto? _. Dije esperando que pidiera el mismo estilo que su amigo.

_ Solo un despunte…_. Intentó decir Guio.

_ Igual que el mío, después de todo yo lo voy a pagar _. Interrumpió Alex, estando de pie al lado de la silla.

_ Pero… _. Intentó rechistar Guio.

_ Ya cortarle esa melena _. Dijo Eddy desde las sillas.

Guio se veía a nada de llorar, esas ovaciones de ojos vidriosos y muy hinchados, donde un simple gesto podría desencadenar algunas lágrimas.

_ Bueno, entonces tendremos mucho que cortar _. Dije mientras sujetaba firmemente la cabeza de Guio de frente a su reflejo.

Sacudi un poco su cabello, puse la peineta número 4 y junto a un peine para abrir paso entre esos largos mechones hice *clack* y el zumbido de la máquina despertó la mirada de los chicos que trajeron a rastras al pobre Guio, como depredadores con una presa clavaron su mirada y en ese momento deslicé la máquina justo por el medio de su frente, hasta la parte del remolino, una franja de cabello rapado en medio de su cabeza, Guio se limitó a gemir al ver todo el cabello que caía con un simple movimiento.

_ Ya era hora de un corte… _. Dijo Eddy en tono burlesco.

Yo para disfrutar aún más del momento y agregar algo de incertidumbre al chico, decidí girar la silla de cara a sus amigos, para evitar que viera el proceso del corte y el shock de su cambio fuera más impresionante, siempre es divertido ver las expresiones que sus rostros dibujan luego de cambios tan abruptos. Continúe con el corte, limpié todo el cabello de arriba con el número 4, decidí cortarlo de esa forma por comodidad, me es más fácil maniobrar sin todo ese cabello encima, cada mechón cortado era de unos 12 o 15 centímetros, el pobre chico se notaba mas ensimismado con cada golpe que daban los mechones contra el suelo y los que se acumulaban encima de su regazo.

_ Deberían de dejarte así _. Dijo Alex en tono de chiste.

Guio se limitaba a clavar su mirada en el suelo, para este punto el cabello de arriba era más largo que el de sus costados. Por fin quité la peineta y con la 0 hice las marcas encima de las orejas como ya había hecho cuando corté el cabello de Alex. Sus patillas fueron un deleite, se notaba que el chico no había visitado a un barbero en mucho tiempo, el cabello no tenía principio ni fin, solo era un bulto de cabello. Subir la máquina por su mejilla y ver como la 0 dejaba ver su cuero cabelludo fue sin duda extasiante. Y como es de costumbre, en un juego de peinetas realicé el fade.

_ ¿Podría ser sin navaja? _. Preguntó Guio algo nervioso.

_ Dijimos IGUALES _. Dijo Eddy algo molesto.

Entonces tomé una navaja, puse algo de crema para afeitar en la recién rapada cabeza de Guio y comencé a limpiar bordes y cuello, la pila de cabello en el suelo era gigante.

_ ¿El cuadro en la frente también lo marco? _. Pregunté viendo a Eddy, parecía que era quien decidía por Guio.

_ Claro, Alex ya lo tenía pero Guio va a necesitarlo _. Respondió.

_ Esperen… no, ¿A que se refieren? _. Dijo Guio alarmado.

_ No te preocupes, estamos por terminar _. Dije mientras reclinaba la silla para tener a Guio mirando hacia arriba.

Tomé algo más de crema para afeitar, y la puse por todo su cerquillo para luego hacer una línea recta y marcar ese cuadro tan de moda ahora en los chicos.

_ Listo _. Dije mientras giraba de nuevo la silla al espejo.

Guio estaba horrorizado, toda su melena en el suelo, pasó de un estilo coreano a un look rapado casi militar, se notaba que lloraria en cualquier momento.

_ Me toca _. Dijo Eddy.

Mientras Guio se levantaba tímidamente de la silla y caminaba hacía donde estaba Alex, el chico se frotaba una y otra vez la nuca la parte superior.

Guio por fin se sentó en las sillas de espera y estuvo sentado tocándose la nuca todo el rato que estuve cortando el cabello de Eddy, hasta la fecha Eddy y Alex siguen viniendo a mi local pero no hay rastro alguno de Guio.

Leave a Reply